Etiquetas

,

La parte visible de una marca son sus tiendas. Es la punta del iceberg, lo que la gente conoce y, al final, donde compra. Por lo tanto, cómo sea una tienda y cómo esté colocada no es dejado al azar. La disposición en tienda, la altura a la que están colocados los artículos, el tipo de mobiliario, los colores, la iluminación, la música… todo está muy pensado y hecho así por algo.

Por lo tanto, todos los valores de la marca están o deben de estar representados en la tienda: debe existir coherencia entre el tipo de producto que allí se exhibe, la comunicación que de la marca se hace en los diferentes medios, el “uniforme” de los dependientes, el lenguaje que éstos utilizan para tratar a los clientes, etc.

Porque si alguna de estas cosas fallan, la marca puede verse perjudicada y que los valores que quiere transmitir se queden en el tintero…

Por esos todos los encargados de tienda tienen el deber de comunicarse diariamente con la central para informar de cómo han ido las ventas, si ven bien colocado el producto, si han tenido alguna incidencia o alguna queja… y en las oficinas centrales, esta información se pasa al departamento de producto y éste toma las decisiones adecuadas para que el producto llegue a tienda de la manera que quieren los clientes, que al final, son los que compran.

Por otro lado, todas las marcas tienen en cada ciudad importante una tienda de referencia o flagship (su buque insignia): es una tienda que se caracteriza por vender mucho y porque le llega toda la colección. En ella están representados de manera cuidadosa todos los valores de la marca y allí se suelen hacer las presentaciones de colección a prensa y los pases VIP para compras. Un ejemplo de flagship sería: la tienda de Zara de la calle Serrano, la de H&M de Gran Vía… y si nos vamos al sector del lujo y a París: la de Louis Vuitton en Champs Elysees, la de Chanel en la Place Vêndome, Hermès en Faubourg Saint Honoré, etc.

Pero de la tienda que quiero hablar de Hermès no es ésta última si no la que está en rue de Sèvres, que es una tienda conceptual: en ella se cuenta una historia: se presenta el producto de una manera poco tradicional y lo importante es  que el cliente entre en el universo de la marca y que, a través de los sentidos, capte y perciba lo que esa marca supone y representa. Además, se permite hacer al cliente, en un mismo espacio varias cosas: ver una exposición, tomar algo… aunque la finalidad siempre, es que compre.

Nada más al entrar nos encontramos con un espacio diáfano en el que grandes cabañas de 5 metros de altura crean pequeñas estancias. Las cabañas son de madera natural, hechas a base de lamas que se trenzan entre sí y crean espacios por los que se filtra la luz. La nota de color la dan los productos colocados dentro de ellas.

Antes de entrar en estos espacios, percibimos parte de los valores de esta marca: la madera sólo está lijada, es natural 100%, esto nos transmite tradición, artesanía y el uso siempre de materiales naturales: piel, seda, lana, etc; así como la sencillez de los productos de Hèrmes.

Para los dueños de la firma, el concepto de familia es muy importante; y aquí está de nuevo patente: cada cabaña crea un hogar, y en cada una de ellas, se cuenta una historia diferente; el colorido de un espacio a otro cambia, al igual que los gustos de una familia a otra. De hecho, el interiorista que ha realizado la reforma, pertenece a la familia Hèrmes.

Las lamas de madera están entrelazadas asemejando una reja, antes de entrar, parece que estás pasando a un sitio privado. Esto nos transmite la exclusividad de la marca y que no todos pueden acceder a ella. Pero una vez dentro, lo que antes parecía una reja, ahora se convierte en un caparazón que protege, y de nuevo percibimos cosas: seguridad, calidad, distinción, estatus, etc.

Hèrmes, además de ropa y complementos también tiene una línea de hogar y en ésta tienda, toda ella está representada:

En la plantas superior, hay un salón de té en el que puedes tomar algo mientras piensas si compras ese bolso que te ha encantado o no…

¿Conocéis alguna otra tienda conceptual? ¿Os transmiten estas fotografías algún otro valor de la marca?

Anuncios