¿Sabías que los colores tienen lenguaje propio? Y ¿que según el país donde lo uses los habitantes lo perciben de modo diferente? No es lo mismo vestir de rojo en Europa donde lo entendemos como el color de la pasión, que vestir de rojo en China donde lo perciben como el color que llama a la buena suerte.

Estos aspectos y muuuuuchos más, se han recogido en el estudio “Color: research and application” donde científicos y pacientes de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Irán, Argentina y Taiwán han participado en el experimento.

Al igual que las flores (¡sí! ¡Las flores hablan!), los colores también expresan mensajes, sentimientos y nos provocan emociones. Por ejemplo, si quieres que te perciban como una chica extrovertida y alegre ¡di sí al naranja y al amarillo! Seguro que sabes que el negro es para el luto, el dolor… Sin embargo, el blanco simboliza la pureza, la luz y el azul movimiento, evolución, progreso, una chica que no se está quieta pero tampoco está inmersa en la locura del constante movimiento.

Otra curiosidad, la del rosa. Es considerado como el color de “la curación universal”, tranquiliza a la vez que genera muy buenas vibraciones. ¿Será por eso que los bebés rosita nos vuelven locos a todos?

Yo hoy me levanté de un salto y me vestí de gris que conjunté con unas bailarinas que llevan un corazón rojo enorme en cada pie. Y es que mi corazón late a tope por el primer día de Pascua! Confío en que alguien, cuando me mire a los pies también sienta latir el suyo. Y ¿tú, qué quieres transmitir hoy al mundo? Cuéntame de qué color vas vestida.

Anuncios